Blog 4

Mi hijo no saca buenas notas…

www.strive-lta.com
Liderazgo. Tecnología. Autonomía.

¿Damos demasiada importancia a las notas de nuestros hijos?

El tema escolar no es solamente estresante para los padres, los hijos también tienen reacciones a su vida escolar. Las notas escolares han sido motivo de generar estrés en los estudiantes durante años. No se puede decir que las notas escolares no son importantes, al final de cuentas es la forma en la que se mide el aprendizaje en la escuela. Todo el sistema educativo está basado en ellas. Sin embargo, no podemos esperar solamente medir el éxito de nuestros hijos por las notas que obtienen en la escuela, al final de cuentas todos tenemos diferentes habilidades.

Si su hijo no saca buenas notas en la escuela es importante que primero entienda como padre de familia el porqué.

Tener una conversación abierta sobre el rendimiento escolar con los hijos es importante para poder entender de mejor manera cómo se les puede ayudar. Esto no se limita solamente a un hijo con calificaciones bajas, también se debe mantener este diálogo con un hijo que tenga calificaciones altas. Al entender la razón detrás de un bajo rendimiento escolar se puede optar a diferentes soluciones como una tutoría, mejor organización o incluso apoyo emocional.

Las calificaciones escolares no son ni el principio ni el fin del mundo.

Comunicar este concepto es clave para que los hijos no tengan estrés innecesario a edades tan tempranas. El enfoque no debe estar en el noventa o el cien del examen si no que en las habilidades que se desarrollan a través del hábito de estudio. Motivar a una buena organización y el uso de un horario por las tardes genera un hábito de responsabilidad que en el futuro será mucho más relevante que saber el teorema de Pitágoras. Desarrollar el hábito de expresión creativa y actividad física, tendrá en un futuro mejores resultados que sacrificar  todas las tardes de la semana en tareas escolares. Además mejora la percepción temporal de los niños obligándoles a llevar un mejor orden de sus responsabilidades. Como padres, el papel no es exigir cierto rango de calificaciones al final del semestre. El papel se vive dia a dia con el apoyo y la exigencia en la creación de hábitos y valores para educar futuros ciudadanos.

En resumen, no se puede ignorar la existencia de las calificaciones ni se puede dejar que las clases se aprueben por arte de magia. Lo importante está en el enfoque de nuestra exigencia. No queremos que nuestros hijos sean robots que trabajen todo por un número irrelevante. Queremos educar futuros ciudadanos capaces de desarrollar herramientas que verdaderamente los ayudarán en el futuro.

Actualízate, ellos ya lo hicieron

Visita nuestra página inicial para obtener más información