¿Será posible que tu hijo/a tenga una adicción a esta plataforma gratuita?

Artículo #5

La pregunta es…

¿Estás cansado de preguntarle a tu hijo qué están haciendo y escuchar constantemente “YouTube” en respuesta? Esta guía completa te ayudará a comprender por qué los adolescentes aman YouTube con la visión de niños reales, cómo y por qué se vuelve adictivo y qué pueden hacer los padres para frenar la adicción a YouTube de sus hijos adolescentes.

Seguro ya lo sabes pero, así es como funciona YouTube:

YouTube es una plataforma para compartir videos. Puedes subir tus propios videos, mirar videos de otras personas e interactuar con ellos haciendo clic en Me gusta, compartiendo, comentando o suscribiéndote a su canal.

YouTube existe desde 2005, por lo que está firmemente arraigado en la vida de la mayoría de las personas que pasan tiempo en línea, especialmente los jóvenes. YouTube también ofrece YouTubeTV como un servicio de transmisión similar a Hulu o Netflix, que tiene un costo agregado.

Los adolescentes y niños disfrutan viendo varios tipos de videos en YouTube, como programas de comedia, videos musicales, guías prácticas, hacks, recetas y más. Los adolescentes también tienden a seguir video bloggers conocidos como vloggers. Estos vloggers a menudo alcanzan el estatus de celebridad en el mundo de los adolescentes simplemente publicando videos. Como explica Javier, de 14 años, “Me gusta YouTube porque tiene videos entretenidos sobre una amplia variedad de temas. También me gusta escuchar a varias personas dar su perspectiva sobre diversos temas “.

El impacto negativo que puede tener

YouTube ofrece opciones para crear y consumir. Cuando hay un énfasis en el consumo y los adolescentes pasan demasiado tiempo en YouTube, puede haber implicaciones negativas.

YouTube puede ser una opción divertida para los adolescentes, pero existen algunos peligros inherentes. Hay poca o ninguna supervisión sobre el contenido y el programa alienta a los usuarios a perder la noción del tiempo al ofrecer continuamente más y más contenido que está semi-relacionado con el contenido original visto. Los adolescentes y los adultos pueden descubrir que lo que comenzó como un video de un minuto, se convirtió sin pensar en 30 minutos de videos continuos que están cada vez menos relacionados con el contenido original. El peligro para los usuarios adolescentes es que estarán expuestos a videos inapropiados sin solicitar acceso a dicho material. Lo que puede comenzar inocentemente puede terminar fácilmente de manera inapropiada.

YouTube también ofrece videos que los padres pueden considerar inapropiados para sus hijos. La violencia, el lenguaje explícito y el contenido sexual pueden ser parte de ciertos videos. Además, incluso sin estos factores, los padres podrían no estar contentos con los vloggers que sus hijos/as pueden elegir idolatrar y seguir.


Además, existe la preocupación por la huella digital que los adolescentes pueden estar dejando atrás. Si los jóvenes están subiendo su propio contenido a YouTube, puede ser difícil borrar las ramificaciones del mal juicio. La presión para lograr espectadores, me gusta, compartir y comentarios también puede crear un nivel inquietante de estrés y ansiedad para los adolescentes como creadores de contenido.

¿Qué puedes hacer tu?

Aunque los padres ciertamente no pueden monitorear el uso de YouTube en todo momento, ya que los niños y adolescentes necesitan experimentar confianza e independencia en ciertos niveles, hay pasos que los padres pueden tomar para contribuir a una experiencia de YouTube más positiva para sus hijos:


Establecer controles parentales. Aunque es muy probable que los adolescentes descubran cómo deshacer los controles parentales, puedes apoyar estas acciones con conversaciones sobre por qué son importantes.

Habla con su hijo adolescente sobre YouTube y pregunta regularmente sobre lo que está viendo y creando. Los padres incluso pueden ver el contenido favorito de ellos para mostrar su interés y hacerles saber a sus hijos que les importa el tiempo que pasan en YouTube.

Establece límites en el tiempo tecnológico. Para los adolescentes o niños, puede ser útil limitar o eliminar la tecnología de la habitación durante la tarea y la hora de acostarse. Si la tecnología es necesaria para la tarea, los padres pueden pedirles a los adolescentes que usen teléfonos, computadoras portátiles y tabletas en el espacio familiar comunitario dentro de la casa. Los límites ayudan a disminuir la depresión y la soledad asociadas con demasiado tiempo en tecnología y redes sociales.

Nuestra recomendación

Es esencial tener discusiones familiares regulares sobre cómo todos en la familia pueden ser más intencionales con su tiempo tecnológico. Seguir a YouTube y a las redes sociales que son positivas, alentadoras e informativas y elegir evitar videos y contenido que hagan lo contrario es extremadamente importante en esta era digital. Como consumidores en un mundo digital, establecer y discutir regularmente los valores familiares asociados con el uso de la tecnología y nuestras huellas digitales es útil para todos los miembros de la familia, especialmente los adolescentes.

Fuentes de información

El artículo fue escrito y estudiado por familyeducation.com y se puede acceder al artículo aquí.